El arte, una gran vía para la integración

El arte, una gran vía para la integración

Mayores, niños, adolescentes, personas con discapacidad o problemas de salud mental encuentran en el arte un nexo común de participación en sociedad.

El principal objetivo con el que nació la Fundación Rey Ardid fue la atención a personas con problemas de salud mental y a lo largo de los años ha ampliado sus áreas de intervención a niños y adolescentes, mayores, personas con discapacidad y personas en riesgo de exclusión social. Desde el comienzo se han llevado muchas iniciativas para promover su integración en la sociedad y han encontrado en el arte un verdadero aliado.

Partiendo de la base de que el arte es comunicar, transmitir y exteriorizar todo aquello que nos mueve por dentro; cualquiera de sus disciplinas son válidas y positivas, especialmente para algunos colectivos: la pintura, el teatro, la música, o las manualidades. El arte es una manera de expresar los sentimientos y emociones, creando así un vínculo de unión y en el caso de personas con alguna discapacidad, es una manera de mostrar sus habilidades.

El arte es una vía para la inclusión social muy variada: a través del desarrollo personal de las personas con discapacidad, la sensibilización del resto de la sociedad, la visibilización de las capacidades de estas personas, el acceso al empleo y el fomento de las relaciones sociales, entre otros aspectos.

Desde la Fundación Rey Ardid se abarcan todos estos ámbitos a través del aprendizaje de diversas técnicas y creaciones artísticas. Se pretende estimular su creatividad y aumentar su autoestima a través del reconocimiento social y valoración de su trabajo. Porque gracias al arte se puede conseguir borrar los estigmas hacia el enfermo mental y crear conciencia en la sociedad de que son ciudadanos de pleno derecho. Se trata es de valorar al artista, independientemente de su discapacidad y ver a la personas en su totalidad.

El arte es una herramienta que permite ampliar las oportunidades de las personas con discapacidad y les impulsa a participar activamente en la ciudadanía, integrándose dentro de la comunidad, crecer como personas y desarrollar sus proyectos de vida.

Y es que el arte permite reunir a personas con diferentes capacidades con un mismo objetivo, construir.

 

 

 

 

 

Compartir esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *