El Tercer Sector Social alcanzará su recuperación económica en 2020

El Tercer Sector Social alcanzará su recuperación económica en 2020

Las cifras en cuanto a contrataciones dentro del Tercer Sector parece que son optimistas y que se recuperarán en los próximos dos años. Desde el 2012, la tendencia había sido a la baja en cuanto a financiación. 

El último informe sobre el tema ha sido elaborado por la consultora PWC y se titula: Radiografía del Tercer Sector Social en España: retos y oportunidades en un entorno cambiante.  Aquí, se analizan los retos del sector, la trayectoria más reciente y las perspectivas de futuro a corto y medio plazo.

El estudio está centrado en las entidades del Tercer Sector Social en España y sobre todo, en las entidades privadas sin ánimo de lucro  con un fin de crear valor social como la Fundación Rey Ardid. También, cooperativas sociales, entidades singulares, residencias para colectivos en riesgo de exclusión, fundaciones, ongs, centros especiales de empleo e inversión o  asociaciones de utilidad pública.

1.  Retos económicos

La financiación destaca como uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el TS Social. La mayor parte de estos “ingresos” llegan de la administración pública  y durante el periodo más fuerte de crisis económica, se produjo un enorme descenso.  Entre 2012 y 2017 hubo un brusca bajada de la financiación, un 5,1%, motivado por la incertidumbre y el retraso en la asignación de los presupuestos. Además, el número de entidades se ha multiplicado por 2,6, lo que ha tenido como resultado que muchas de ellas recibieran tan solo 10.000 euros de financiación o incluso menos.

Las principales fuentes de financiación pública de este sector en la actualidad son la Unión Europea, el Gobierno Central, las Comunidades Autónomas y entidades locales, mientras que la financiación privada procede de aportaciones corporativas, cajas de ahorros, socios y financiación propia.

La Fundación Rey Ardid es un claro ejemplo de evolución hacia la financiación privada a través de sus recursos propios. De esta manera, se financia ya el 60% de la actividad y seguimos trabajando para reducir el 40% procedente de fuentes públicas.

2.  Retos estratégicos

Otro de los retos importantes tras la crisis son los índices de población en situación de pobreza y riesgo de exclusión. Es lo que se conoce como índice AROPE y en este año, aún es de 12,8. Este porcentaje representa un 27,9% de la población en nuestro país.

Los cambios sociales y demográficos de los últimos años nos obligan a estar prevenido, adecuar y anticipar los servicios a las necesidades de la sociedad. El envejecimiento de la población, las necesidades de inserción de colectivos con discapacidad y en riesgo de exclusión ponen de manifiesto la importancia de la existencia de este tipo de entidades.

Recuperación

Tal y como indica el informe , si se sigue en esta línea de recuperación progresiva se prevé que entre 2018 y 2022 la financiación del Tercer Sector Social aumente en un 5,6%, atendiendo a las expectativas de crecimiento económico en el ámbito local y autonómico.

Y la Fundación Rey Ardid seguirá trabajando para cumplir sus servicios y conseguir cada vez más y mejor financiación para nuestras empresas sociales y servicios.

Compartir esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *